Club de La Unión

Reseña histórica del "Club Alemán de Valdivia", hoy "Club de la Unión"

El Club Alemán fue fundado en 1853 como una forma de unir a la colonia de alemanes residentes en Valdivia bajo un mismo techo, permitirles un acercamiento y ofrecer a sus miembros y a la comunidad valdiviana variadas entretenciones culturales, artísticas y culinarias durante todo el año, especialmente en los largos y lluviosos meses de invierno. Estableció su sede de reuniones primero en un local (propiedad en la cual posteriormente funcionara el Hotel Saelzer) en calle Independencia entre San Carlos y Arauco. En 1868 adquirió un terreno en Chacabuco 21, esquina Caupolicán donde construyó su propia sede. Esta fue inaugurada en 1871 y ampliada con el correr de los años. Contaba con amplias dependencias como los comedores, sala de baile, sala de billar, salón para juegos de naipes, sala de eventos con escenario para el montaje de obras de teatro y coro, cancha de palitroque y una gran biblioteca con más de 3.000 tomos.

El Club se convirtió en el centro social de mayor importancia en Valdivia y su prestigio transcendía de las fronteras sureñas. Era el lugar de actividades y de reuniones de los clubes de cantos y coros, de los clubes de palitroque (llegaron a haber 13 equipos de larga tradición en la ciudad), remo y tiro y de las compañías de bomberos de la ciudad. A comienzos de siglo contaban con más de 250 socios activos y honorarios. En el Club se realizaban fiestas de disfraces, cenas de gala, bailes, campeonatos de palitroques, billar, Skat y cacho, se montaban obras de teatro, presentaciones de coros y se ofrecían conciertos y charlas.

El Club cobijó también a los miembros del Club Alemán "Unión" - fundado el 1 de noviembre de 1880 por un grupo de entusiastas artesanos alemanes, entre los que se encontraban zapateros, albañiles, hojalateros, herreros y carpinteros - después que éstos perdieran su sede por segunda vez en el gran incendio del 13 de diciembre de 1909, que durante tres días arrasó con 20 cuadras del centro de la ciudad, destruyendo no sólo los edificios municipales sino también gran parte de las construcciones, tiendas y negocios pertenecientes a las familias chileno - alemanas. Pero con el entusiasmo y perseverancia de sus socios, el Club Alemán "Unión" lograba renacer de las cenizas e inauguraba sus nuevas dependencias, el 4 de Febrero de 1914, en la antigua calle Lorca.

Dos años más tarde, en la madrugada del 22 de marzo de 1916, un voraz incendio en calle Chacabuco consumió la totalidad del inmueble del Club Alemán de Valdivia. y envolvía de luto a sus socios por el trágico fallecimiento en las llamas de uno de sus garzones. La pérdida para el Club, sus socios y la ciudad fue irreparable, y tuvieron que pasar años antes que pudiera reiniciar su actividad cultural y social. Varias dependencias que arrendaban no cumplían con los requisitos mínimos para funcionar y los socios comenzaron a perder el interés renunciando finalmente a su membresía. Fueron los años dorados para el Club Alemán "Unión", que llegó a tener 350 socios y cobijaba ahora a las instituciones que había perdido el Club Alemán.

El Club logró recién en diciembre de 1922 concretar la anhelada compra de una propiedad frente a la Plaza. Adquiere el edificio de tres pisos (donde hoy nos encontramos) de Félix Corte y el terreno colindante de la sucesión Ribbeck. Inmediatamente se inician las labores de remodelación y construcción de nuevas obras, inaugurándose en junio de 1924 la nueva cancha de palitroque y en agosto del mismo año el bar. El Club retoma su tradición y se convierte en el centro de los campeonatos de palitroque y cacho y en lugar preferido del valdiviano para realizar cenas de gala, casamientos y fiestas en general.

Con la Segunda Guerra Mundial el Directorio del Club Alemán se ve en la obligación de cambiar su nombre y reformular sus estatutos. Desde 1944 pasa a llamarse "Club de la Unión de Valdivia", nombre que hasta hoy día conserva.

Ni el incendio en el primer piso en 1954, ni el terremoto de 1960 logra interrumpir las actividades en el establecimiento. En los años 60 nacen aquí los ahora internacionalmente conocidos "Crudos Haussmann", cuando don Ricardo, su creador, era el concesionario del bar y el restaurante.

Las nuevas y múltiples ofertas en el mercado de las entretenciones y los cambios de intereses de los socios y de los valdivianos llevaron a que en mayo de 1982 se jugara el último partido de palitroque en la cancha del primer piso, que a su vez cumplía sus 58 años de uso prácticamente ininterrrumpido. Se decide entonces cerrar la cancha y arrendar las dependencias del primer piso y trasladar el bar y el restaurante al segundo. En 1993 se inicia la remodelación del edificio dejando las instalaciones del Club de la Unión tal como se encuentran hoy día.

Hoy, el Club de la Unión de Valdivia cuenta con 70 socios activos y se encuentra económicamente saneado y libre de compromisos financieros. Las dependencias del Club, es decir el bar, el restaurante y las salas de seminarios y de juegos están abiertas a la comunidad valdiviana y público en general. Sus concesionarios ofrecen diariamente almuerzos y cenas de la casa y a la carta. También se cobijan múltiples eventos, como por ejemplo cenas bailables, casamientos, conciertos de piano, charlas, exposiciones, presentaciones de coros y de teatro, etc. Además recibe y atiende regularmente a un número importante de organizaciones sociales y agrupaciones deportivas de la hermosa ciudad de Valdivia.

CAMPEONATO LOCAL (POR AHORA SUSPENDIDO)
Segundo jueves de cada mes - 19:30 horas
Gonzalez Bustamante - 1841  - Valdivia
Contacto: Juan Petersen +56 9 9886 5186 
manager@skatvaldivia.cl